Felices en nuestro cuartel

Como muchas de las tardes, varios de los bomberos se encontraban conversando o prestos a tomar once, cuando un auto adornado con cintas blancas se estaciono frente al cuartel. De este emergió una impecable novia de blanco y con su novio de la mano.

Se acercaron los voluntarios a ver este hecho, cuando el novio pregunto si podrían pasar a tomarse unas fotos de recuerdo con nuestro “Nissan”, a lo cual el sequito de bomberos los siguió para hacer cumplir el deseo.

El novio acoto que su padre había sido bombero y que deseaban tener un recuerdo junto al Nissan ya que su padre sirvió junto a una de estas maquinas.

De nuestra parte agradecemos habernos hecho participes de su alegría, y les deseamos lo mejor a esta nueva Familia.

Fuente: Segunda Compañía